sábado, 24 de marzo de 2018

¡No somos borregos! Votantes que reflexionan su voto.


Palabras clave: #ComPol #Argumentar #PedagogíaPolítica 


Los votantes no son borregos que votan en masa y sin reflexionar al primer político que aparece por su casa. Pensar esto es un error que se paga electoralmente.

Para que no caigamos en este error es necesario profundizar en lo que significa la política; lo que representan sus políticos, sus partidos y sus propuestas; y ponerlo en perspectiva con la sociedad y los votantes.

La organización política, y su gestión de la comunicación, se profesionaliza cada día más y se especializa. Esta realidad sostiene el sistema, pero a la vez, cuando el político no entiende la responsabilidad de lo que implica su labor, y en consecuencia vanaliza todo su ejercicio, a lo que lleva es a simplificar erroneamente la libertad de voto del ciudadano. La cuestión es que, hoy en día, la vanalización y la falta de profundidad en la acción política debilitan al sistema.


Hacer pedagogía en política es cada día más necesario. Es la principal vacuna contra populismos, demagogias y simplismos.

Pero esto que parece fácil, nadie lo hace.

Los partidos políticos pueden tomar dos caminos extremos:
1) Profundizar en los temas apostando por un ejercicio pedagógico de la política.
2) Trabajar una estrategia del mensaje breve y conciso, sin profundizar, que juega con los sentimientos ("las visceras") de los votantes.
Lo recomendable sería: mezclar ambos. No cerrarnos a una única elección. 

Usar uno u otro en exclusiva solo es elección de malos políticos.

No están los ciudadanos para dedicar mucho tiempo a profundizar en la política, no tienen tiempo, quieren brevedad, efectividad y simplificación en el mensaje. Ya lo dijimos en otros artículos: 
"...somos conscientes de esta realidad, la analizamos, y asumimos que: 
1) la realidad de los actuales medios de comunicación, con excepciones, sirven a una simplificación del mensaje que cubre la demanda “informativa” de unos ciudadanos que han perdido el sentido del análisis profundo del discurso;
2) los políticos actuales quieren cumplir sus obligaciones sin manchar sus manos (no hacen concesiones, no admiten riesgos). Lo que obliga a planificaciones estratégicas de la comunicación donde el “hecho” deja de ser lo importante para trasladar el punto central a la imagen que se quiere dar a corto plazo"
Es decir: que persuadir, explicar o publicitar pasa a ser más importante que el relato objetivo de los hechos.

¿Y la pedagogía política? ¿Profundizar en los temas?

Muchos partidos y muchos políticos no entienden que un compromiso con la simplificación del mensaje, para facilitar su transmisión, no está reñido con plantear estrategias de comunicación donde el objetivo es lograr una labor pedagógica y electoral que lleve a los ciudadanos a profundizar en los temas 

Temas complejos, temas que afectan directamente a una persona, temas que requieren reflexiones que van más allá de un eslogan no se pueden trabajar desde la distancia.

Asumir este hecho nos debe llevar a trabajar temas importantes con una estrategia política que tenga en cuenta esta realidad.

¿Cómo lo hacemos?
  1. Pedagogía es plantear estrategias de comunicación política que son conscientes de que los argumentarios, el desarrollo de los temas o superar la simplicidad del mensaje es necesario.
  2. Pedagogía es generar actividad alrededor de un tema con intención de generar debate y conclusiones.
  3. Pedagogía política es asumir que un tema no puede ser simplificado a un simple eslogan.
  4. Pedagogía es recoger la crítica para mejorar el discurso.
  5. Pedagogía es recurrir al diálogo crítico y constructivo. 
  6. ...
Muchas formar de hacer pedagogía política. Pero una única convicción: hay temas que merecen algo más que un simple eslogan.... ¿O no?

Y ya sabes....... 

👉 Si te interesa lo que estás leyendo, SUSCRÍBETE: 

Escribe aquí tu email:


Delivered by FeedBurner
Por @JRBAlgete