miércoles, 2 de noviembre de 2016

Comunicación política y teléfono móvil: nuevas tendencias.


En el año 2013 había en América Latina más de 630 millones de conexiones de SIM con una tasa de penetración del 104 %....sí, más móviles que personas. 

En España ese mismo año un 96% de la población tenía al menos un teléfono móvil en su hogar. Datos que nos hablan del protagonismo que toma la comunicación vía móvil en nuestra sociedad.

En política el móvil, gracias a su versatilidad y globalización, ha democratizado la comunicación. Es accesible comprar un móvil y accesible tener una conexión de internet. Esta democratización en el uso de la herramienta se acompaña de una expansión igualmente global y plural de las redes sociales.

Móvil y redes sociales....abren un mundo lleno de información y comunicación gestionada desde la inmediatez, la cercanía y la globalización que soñaba cualquier comunicador político.

¿Por qué "soñaba"?

Hemos dicho que el móvil es global y versátil, va en nuestro bolsillo, pero además (nos cuenta Antoni Gutierrez Rubí -Informe Fundación Telefónica-) sabemos que la mayoría de mensajes cortos ... "son leídos y el tiempo medio de respuesta es de noventa segundos, cifra bastante reducida si la comparamos con los dos días y medio que, en promedio, tarda la respuesta a un e-mail tradicional", lo que, no hace falta decirlo, hace que soñar esté justificado y casi es de obligado cumplimiento.

El móvil aparece para ser tenido en cuenta en la estrategia #Transmedia de cualquier comunicador político: generar contenidos creativos y atrayentes que llegan al receptor, a una persona con móvil, en cualquier lugar y en cualquier momento, para que sean vistos (leídos) y compartidos. A ese móvil llega en diferentes formatos el mensaje gracias a su avanzada tecnología.

El móvil permite convertir al receptor del mensaje en activista comprometido con el mensaje y con la causa que envuelve al mismo. Es importante esta realidad ya que sin interactuación y colaboración hay que asumir que la comunicación deja de ser efectiva y eficaz. A lo que se suma el privilegio de ser primer receptor del mensaje, sirva de ejemplo: en la campaña a la presidencia de Argentina los voluntarios del candidato Mauricio Macri fueron los primeros en recibir la información, los primeros (privilegiados) en compartir y los primeros en participar del mensaje. Y ese privilegio se convierte en realidad gracias al móvil. En cualquier parte del mundo, en cualquier momento...todos los voluntarios se coordinan para recibir, interpretar y compartir el mensaje. Y lo hacen gracias al móvil, vía email y con instrucciones claras de como actuar en las redes sociales.

¿Email, SMS, Wathsapp?

De los tres medios al SMS se le considera el más intrusivo, el email el más accesible y el Wathsapp solo es eficaz (aunque el grado de sensación de intromisión sea inferior al SMS) cuando se autoriza la recepción del mensaje. En esa línea, la comunicación política, reparte los mensajes según la estrategia planteada. Pero ojo, atendiendo a lo que planteamos aquí, la novedad está en que sea como sea es el móvil y su uso el que facilita accesibilidad y democratiza la comunicación.

El medio...y también importante la estrategia. Los avances tecnológicos aplicados al móvil permiten una visión multicanal, diversa y global de la comunicación política que fuerza a ser creativos en el mensaje y creativos en el medio en que lo transmitimos.

La política debe asimilar esta realidad imparable y adaptarse a la misma, llamando la atención que los ciudadanos lo hacen antes (ese proceso de adaptación) que las instituciones o que los partidos políticos. Pero que, en la medida que vayan logrando alcanzar a los ciudadanos en su proceso de ´reconversión´ en el uso de las nuevas tecnologías, móviles y redes sociales .... estas se convierten a la vez en protagonistas y transformadores de los modelos, estrategias y formatos de comunicación.

"El nuevo poder es el tiempo de las ideas. Se vive en el diálogo permanente y conectado. Relaciones, coordinación, datos, rapidez y emoción. La nueva política (y las nuevas campañas) deberá adaptarse al fenómeno móvil y aprovechar todas sus posibilidades. Es tiempo para que la política entre, también, en nuestro dispositivo más personal e íntimo. O la política que conocemos es móvil, o será fósil. Así de duro. Así de crudo" (Antonio Gutiérrez Rubí)

En una sesión muy interesante de la Fundación Telefónica analizaron de la mano de reconocidos expertos, el comportamiento de los dispositivos móviles y su efecto e influencia en la actividad política con una tendencia imparable. Os dejo vídeo resumen.... y en este enlace accede a la sesión completa.