miércoles, 25 de octubre de 2017

Lo que nos enseñó: House of Cards.


Palabras clave: #ComPol #Memoria #OrganizaciónEntidad 
.
La serie 'House of Cards' (serie dramática-política) nos ha permitido aprender mucho a la par que entretenernos durante largas horas. Francis Underwood (Kevin Spacey) y su esposa, Claire (Robin Wright), son un master en comunicación y estrategia política andantes. Cada minuto que nos ofrecen en la pequeña pantalla es una enseñanza, un recordatorio, un compromiso con la acción política de éxito.

Aunque no debemos olvidar, como señaló Verónica Fumanal en jornadas #ComPol de Red Lines: ni somos tan malos como lo que se ve en House of Cards, ni tan buenos como en West Wing.

Y es que el éxito no siempre va en la serie de la mano de la ética: es la parte de ficción que usted debe encontrar, para no imitar de House of Cards 😉 . Pero tampoco el ´buenismo´ de West Wing es la llave para construir proyectos o liderazgos igualmente de exitosos. 

Volvamos a House of Cards.

De esta seria hay cuatro elementos que me llaman la atención:

  • Primero, los protagonistas trabajan los temas con profundidad de conocimiento. Durante la serie se les ve constantemente leyendo documentos, preparando textos, estructurando y planificando su acción política. Crean equipos específicos solo para desarrollar un texto. Está claro que no hay sitio para la improvisación. Frank Underwood de manera especial no cree que sin estar: documentado e informado, sin profundizar en los contenidos que trabaja, pueda plantear una estrategia política de éxito. 
  • Un segundo elemento es la constante creación de redes de presión/influencia/actuación con personas, empresas, medios de comunicación,... Sin tejer una red de éxito no puedes esperar llegar a concebir o plantear una estrategia que triunfe frente a los contrarios.
  • Tercero. La relación necesaria entre política y medios de comunicación. Una relación que sirve tanto para alzar a unos como para destruir a otros. Ellos (los medios) en colaboración (consciente o no) con los políticos controlan el escenario en que nos movemos los ciudadanos. Vemos o dejamos de ver lo que ellos desean: ni más, ni menos. 
  • Cuarto. Somos y son humanos. La distancia con la que vemos el poder y a sus protagonistas, no nos deja percibir su condición humana. Esta condición, fruto de sus debilidades, es la que gestiona el protagonista para manipular a quienes le rodean. 
Que todos los dispositivos que aparecen sean de Apple. Es cierto...también ayuda a lograr el éxito 😜

Y sí, más allá de la broma, es una realidad que a veces pasa desapercibida en medio de la trama: tecnología y tradición (analógico y digital). La nueva política, pero sin renunciar a los mejor de siempre, se dan la mano a lo largo de toda la serie.

Luís García Fanlo decía en un artículo que: "Me gusta Frank y me gusta House of Cards. Porque describe cómo funciona el poder en abierta transgresión al sentido común con que cotidianamente es definido".

Y es cierto. Esta serie enseña el interior del poder político. Sus entrañas, con sus claro-oscuros, en las que solo la parte de ficción más dramática (un asesinato, una infidelidad,...) nos hacen creer que todo el resto es igualmente alejado de la realidad. No es así. Y sería infantil creerlo: peligroso, si usted quiere formar parte de este juego en el mundo real. 

Y ya sabes....... 

👉 Si te interesa lo que estás leyendo, SUSCRÍBETE: 

Escribe aquí tu email:


Delivered by FeedBurner
Por @JRBAlgete