lunes, 4 de diciembre de 2017

Oratoria y comunicación: tres errores y un sueño.

Palabras clave: #Oratoria #Comunicación #ComPol 

Es extraño ver a personas que creen que la comunicación es un ejercicio profesional alejado de su día a día. No es así. Todo lo contrario. Las personas comunicamos de manera constante y lo hacemos instintivamente.

De esta realidad, a una idea: tenemos necesidad de comunicar, y además, necesidad de hacerlo de manera correcta, ya que de lo contrario nuestras ideas o mensajes se convierten en confusas o incoherentes.


Y es que la comunicación, bien realizada, tiene la capacidad de convertir los sueños en realidad. ¡Soñar!  No hay nada más enriquecedor que trabajar por un sueño. Y comunicar bien es una necesidad en el camino de lograrlo.

Muchos obstáculos se cruzan en el camino, uno de ellos, el constante "imposible" que te lanzan desde diferentes frentes. ¡Qué razón tiene Javier Cebreiros! Un conocido comunicador que exclama: "no hay sueño que se precie de serlo que no parezca imposible".

Seres soñadores somos por necesidad.

En la tumba de un soldado de la I Guerra Mundial caído en Ypres se lee: "Acérquense despacio, aquí duerme el sueño de un hombre".
Soñar......
......hasta en la eternidad.
¿Cuál es tu sueño? Descúbrelo y no renuncies a lograrlo.

Y en este punto retomo el título del post: oratoria y comunicación. Conceptos diferentes aunque no dejen de estar relacionados.

Todos sabemos hablar. Nos costará más o menos, lo haremos de una manera u otra. Pero siempre, con nuestra esencia y nuestro estilo, hablamos a los demás de manera correcta. Entre hablar correctamente y la oratoria perfecta hay un camino que se recorre con práctica, sentido y la convicción de creer en la fuerza de la palabra.

Políticos, estadistas o comunicadores han demostrado que con este "don" de la oratoria perfecta han sido capaces de movilizar a las masas, transmitirles sus pensamientos y hacerles partícipes de sus actuaciones.

Os dejo un discurso que, hoy en día, sigue emocionando a quién lo escucha. Cuanto más cerca estemos de este modelo, más cerca estaremos de la "perfecta oratoria".

Te propongo que reflexiones sobre este discurso de 1963 y te lo muestro, traducido, tal como fue.

Observarás que tienen forma de poema. Esto es porque, realmente, en su alocución tienen la cadencia de un poema. Recuerda que en los discursos orales los silencios dicen tanto o más que las palabras. Las anáforas o repeticiones que encontramos (“Dejadles que vengan a Berlín”) aportan ritmo al discurso. Todo rodeado de mensajes que hablan directamente al corazón de la gente.



KENNEDY, 26 DE JUNIO DE 1963
Hace 2000 años nos vanagloriábamos del dicho
Civis Romanus sum.
Hoy, e el mundo de la libertad, lo más orgulloso es decir
Ich bin ein Berliner.(Soy Berlinés)
Hay mucha gente en el mundo que no entiende,
o dice no entender,
cuál es la gran diferencia entre el mundo libre y el mundo comunista.
Dejadles que vengan a Berlín.
Hay algunos que dicen que el comunismo es la tendencia del futuro.
Dejadles que vengan a Berlín.
Y hay algunos que dicen, en Europa, y en otros lugares,
que podemos cooperar con los comunistas.
Dejadles que vengan a Berlín.
E incluso hay unos pocos que dicen que es
verdad que el comunismo es un sistema endemoniado,
pero que nos permite un progreso económico.
Lass’ sie nach Berlin kommen.
Dejadles que vengan a Berlín.

Hablamos: ¿Pero comunicamos correctamente?

En este caso me centro en destacar los tres errores de la comunicación que describe Javier Cebreiros en el video que les dejo al final del artículo:
  • Comunicar sin emoción
  • Comunicar sin sentido
  • Comunicar sin mensaje
El mensaje es la información que queremos transmitir, es aquello que queremos decir. Por lo que un mensaje efectivo es aquel que trasmite lo que se desea comunicar a las demás personas y para ello debe tener las siguientes características:

  • Ser claro:  entendible.
  • Ser concreto:  se tiene que referir a algo especifico.
  • Ser asertivo: la asertividad es decir lo que tenemos que decir de la manera adecuada y no caer en los extremos de la pasividad o la agresividad.
Si logras transmitir un mensaje, hacerlo con emoción y dándole un sentido, la comunicación dará un resultado.

Y ahora el video prometido....




Y ya sabes.......

👉 Si te interesa lo que estás leyendo, SUSCRÍBETE: 

Escribe aquí tu email:


Delivered by FeedBurner
Por @JRBAlgete